Cuphead Wiki
Advertisement


Chef Saltbaker es el principal antagonista oculto y jefe final de Cuphead: The Delicious Last Course. También es el fundador y propietario de su panadería, y afirma tener una receta de los ingredientes adecuados para devolverle la vida a un alma. Cuphead y su pandilla tienen que luchar contra él en el laboratorio que Saltbaker había instalado debajo de su panadería en el escenario A Dish To Die For. No se puede luchar contra Saltbaker en modo simple como King Dice y The Devil.

Descripción[]

Apariencia[]

Chef Saltbaker es un salero antropomórfico que tiene una nariz puntiaguda y viste un uniforme de chef, que incluye una chaqueta blanca tradicional con mangas con ribetes rojos y un pañuelo rojo alrededor del cuello. Además, su gorra de metal (que tiene agujeros para verter sal) se asemeja a un toque blanco. Durante la escena en la que revela sus verdaderos motivos y la pelea de su jefe, se muestra que tiene siniestros ojos amarillos con círculos oscuros a su alrededor.

Durante la batalla de jefe, después de que los héroes dañan su cuerpo exterior lo suficiente, Saltbaker degenera en una masa de sal inteligente que puede adoptar una forma humanoide. Su corazón tiene una cara similar a la suya, incluida la nariz puntiaguda y un casquete de sal en un lóbulo. Por lo general, es rosa, pero se vuelve cian durante unos segundos cuando se detiene.

Personalidad[]

Al principio, Chef Saltbaker es un tipo aparentemente jovial con una actitud amable. Parece más que feliz de ayudar a traer a la vida a Ms Chalice, e incluso les da a los hermanos una galleta especial que puede permitir que Mis Chalice viva temporalmente en el plano mortal. Sin embargo, después de reunir los ingredientes solicitados, el Chef Saltbaker se revela como un individuo astuto y feroz, dispuesto a sacrificar un alma para crear Wondertart en su búsqueda para hacerse cargo y gobernar el plano astral. Este grado de crueldad se muestra aún más en la batalla de su jefe, donde Saltbaker abusa y/o mata a los ingredientes vivos para luchar contra sus recolectores.

Si bien su reputación es genuina, se desconoce si Chef Saltbaker siempre fue tan malvado o si su deseo de crear Wondertart lo llevó a convertirse en un villano. Sin embargo, al final del DLC, Saltbaker ha demostrado sentirse honrado por su derrota y, después de hacer servicio comunitario para los otros cinco jefes, ha demostrado ser mucho más amable y generoso.

Pelea[]

Fase 1[]

Los jugadores aparecen sobre la mesa donde el gran chef está preparando la Wondertart. El salero andante está listo para pelear y sus ataques consisten en agarrar uno de los cuatro ingredientes que los protagonistas le han traído antes, procesarlos y lanzarlos a la mesa:

  • Sacará un terrón de azúcar gigante, tomará un martillo y cincel, lo romperá en pequeños cuadros y los mandará a volar en zigzag por el mapa. Siempre viene un bloque al que le puedes hacer un parry, así que aprovéchalo.
  • A veces un cesto de fresas con rostro pasará cerca. Al pasar esto, Saltbaker lo exprimirá para que las frutas salgan volando y caigan en diagonal a la mesa.
  • En el caso de las limas, las juntará, picará y empujará al mapa en forma de bumerangs que irán por arriba o abajo para luego cambiar su altura. En ocasiones podrás esquivarlas agachándote en el momento preciso.
  • Y cuando elige la masa, usará su rodillo para aplastarlo y unos moldes para hacer figuras de animales que brincarán a distintos ritmos. Afortunadamente, estas galletas sin hornear pueden ser destruidas fácilmente.
  • Aparte de todo, habrá una llamarada de fuego que salta entre el piso y el techo de la pantalla mientras apunta su trayectoria poco a poco hacia los personajes. Esta nunca desaparecerá hasta que termines la Fase 2 y en la dificultad Experto hay una llamarada saltarina extra.

Su único punto vulnerable es su cabeza, a la cual es complicada de atinar con todos los ingredientes cruzando el escenario. Lo mejor es usar poderes que permitan apuntar a su enemigo más fácil como Tiro Certero y Rastreador.

Fase 2[]

Saltbaker perderá la paciencia luego de recibir mucho daño. Es entonces cuando toma un objeto rosado (al cual no se puede hacer parry) y lo guarda en su cabeza para pasar a la siguiente fase. Es aquí cuando el chef toma a los jugadores y los eleva al techo, donde podrá su mano izquierda como el suelo del mapa y empezará a atacar con varios condimentos.

  • Sus ataques principales serán ejecutados por un cuarteto de saleros que estornudarán vegetales pequeños en tu dirección. Se ubican en las esquinas de la pantalla y es fácil acabar con ellos antes de que lancen sus condimentos. En ocasiones soltarán un objeto rosa al que podremos hacer un parry.
  • De vez en cuando Saltbaker usará su mano derecha para soltar unas hojas para darle sabor a la receta. Estas caen lentamente mientras se tambalean y puede dañar al jugador si está distraído con los saleros. Suelen caer 3 al mismo tiempo (4 en Experto).
  • La llamarada saltarina de la fase anterior seguirá moviéndose por el mapa para fastidiarnos mientras nos ocupamos de los demás elementos. Después de esta fase, las llamaradas no volverán a aparecer.

No se podrá hacer daño al jefe directamente. Para vencerlo, hay que destruir los saleros para que vuelen en dirección a Saltbaker y se estrellen en su cara. Usa algún arma con buen daño para terminar la fase más rápido.

Fase 3[]

Tras ser impactado por suficientes saleros, el chef se enfurecerá mientras el calabozo comienza a derrumbarse y la pantalla se pone en blanco. Cuando esta se aclarece, el cuerpo de Saltbaker está roto y el jefe ahora es una masa de sal viviente que cambia de forma a voluntad. La fase es bastante corta y fácil de vencer.

  • En primera, saldrá una pequeña sierra en el piso que dará vueltas por el mapa intentando rebanar al jugador. No es complicado evitar la sierra, aunque el Experto es más difícil al haber una extra que va en dirección contrario.
  • Con Saltbaker teniendo el poder de cambiar su forma, se ocultará en el mar de sal para luego caer del techo como un torbellino saltarín conformado por 2 clones de él. Su patrón de salto es similar al de Goopy Le Grande, así que es sencillo evitar que te aplaste.

El objetivo a apuntar es el propio torbellino, al cual es complicado atinar porque siempre está en movimiento.

Fase 4[]

Luego de hacerle suficiente daño al par de clones este se desintegra y se une al suelo en una masa de sal, mismo que se empieza a romper y obliga al jugador a saltar hacia los pedazos de vidrio que van cayendo.

  • Mientras se sube por los pedazos de vidrio, por la parte superior aparece el corazón del chef, hay que tener cuidado ya que cada que recibe daño se mueve más rápido.
  • Este también recibe daño adicional cuando se le hace parry, asimismo se puede usar para llegar a algunas plataformas.
  • Cuando se hace el parry al corazón, este pierde el color rosa, sin embargo, lo recupera unos segundos después.

Para vencer al jefe de manera más cómoda, se recomienda usar disparos de mayor facilidad al apuntar, como Tiro Certero y Rastreador.

Advertisement